¿Denuncias?

Mujeres en Línea

Sólo 1 de Cada 9 Mujeres Maltratadas, Denuncia a su Agresor


Con el propósito de crear conciencia y motivar a la colectividad a actuar, la sección de países de Amnistía Internacional (AI) presenta el informe “Existe la Ley, toca aplicarla: erradicar la violencia doméstica en muchos países del planeta”, que resume la situación actual de la mujer maltratada en nuestro país e insta a las autoridades a demostrar voluntad política y proporcionar los recursos necesarios para garantizar que la nueva Ley sobre violencia contra las mujeres no quede sólo en el papel.


“La Ley promulgada en 2007 para proteger a las mujeres constituye un ejemplo para el resto de la región, pero no servirá de nada a menos que se aplique plenamente”, manifestó Guadalupe Marengo, directora adjunta del Secretariado Internacional de Amnesty International (Londres). “Las principales fallas graves y evidentes en la aplicación de la Ley, se detectan en los alcaldes y gobernadores por su bajo compromiso en el establecimiento de Casas de Abrigo, programas de atención a víctimas y en la falta de capacitación al personal policial, responsabilidad que comparten con el Ministerio del Interior y Justicia”, declaró Marcos Gómez, Director de Amnistía Internacional.


El informe de AI analiza la violencia doméstica contra las mujeres en Venezuela. Según cifras recopiladas por organizaciones nacionales de mujeres, como media, cada 15 minutos una mujer sufre abusos a manos de su pareja o ex pareja. Sólo en 2007, 4.484 mujeres llamaron a un teléfono de ayuda creado por el Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer) para denunciar malos tratos. Sin embargo, las organizaciones locales calculan que sólo una de cada nueve mujeres denuncia los actos de violencia ante las autoridades.


Muchas de las mujeres que ofrecieron su testimonio a AI afirmaron que, debido a la falta de independencia económica y de información, al poco acceso a las Casas de Abrigo (sólo dos en un país de más de 27 millones de habitantes) y a la precaria capacitación de la policía y las instancias judiciales, les resulta difícil sentirse seguras.


“En muchos píses miles de mujeres viven en un estado constante de temor a la violencia de sus parejas y de miedo por sus vidas y por la seguridad de sus hijos e hijas. Al no facilitársele un mecanismo que garantice su seguridad, muchas mujeres consideran que no tienen más opción que permanecer junto a su agresor o quedarse sin hogar y ser incapaces de proporcionar sustento para sí mismas y para sus hijos e hijas”, puntualizó Guadalupe Marengo.


Cambiando Paradigmas


“Mientras pensemos que los problemas de violencia doméstica son problemas de marido y mujer, nunca vamos a salir del hueco en donde estamos metidos. El problema de violencia familiar no es problema de marido y mujer, es un problema serio, un problema que destruye hogares, es un problema que ensucia la mente de los niños. Es un problema que no se va a erradicar de la noche a la mañana. Es un problema de conciencia de Estado, es un problema de salud pública”, señala uno de los contundentes testimonios presentados en el informe.


Sitio Web Facilita Denuncia por Abuso Sexual Contra la Mujer


Se llama HarassMap y permite localizar por tipo de abuso.


Un grupo de mujeres egipcias está llevando a cabo una particular campaña contra el acoso sexual y el abuso sufrido por las féminas en esas latitudes. Lo anterior, a través de una plataforma web llamada "HarassMap", hecha especialmente vigilar y proteger a las mujeres en El Cairo.


El sitio permite a las mujeres denunciar un delito sexual por teléfono, mensajes de texto, correo electrónico o Twitter (# harassmap) del sitio. Cada informes va a dar a un mapa que los localiza, detalla y organiza según tipo de abuso.


Los hechos denunciados pueden ir desde silbidos a las situaciones más peligrosas como el acoso y hasta violación. Las mujeres que denuncian incidentes se dan consejos sobre cómo presentar una denuncia policial, buscar ayuda psicológica e incluso tips de defensa personal. Utilizando ese mapa, se puede identificar los puntos más recurrentes en que se cometen los abusos.


El proyecto está liderado por la estadounidense Rebecca Chiao y unos pocos voluntarios, quienes confían en que las redes sociales serán las encargadas de duros cambios político sociales en Egipto, tal como pasara con la destitución de su ex presidente.


¿Qué hace HarassMap?


Lo que hace HarassMap es mostrarnos un mapa donde se puede localizar varios puntos resaltados por distintos colores. Cada uno de ellos tiene un significado, lógicamente, que tiene que ver con el tipo de violencia que ha recibido una mujer.


¿Cómo hace HarassMap para detectar estos puntos de violencia? Ellos reciben la información de parte de las propias víctimas o testigos de los abusos, a través de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, o con simplemente mandar un tweet al sitio escribiendo #harassmap. Una vez hecho esto, el personal cataloga el hecho violento, colocándole un color según el grado de peligrosidad y, además, le brindan un servicio de asistencia a la persona demandante, que incluye una explicación de cómo realizar la denuncia ante la policía, dónde buscar ayuda sicológica y clases de defensa personal.


Pero eso no es todo, porque los voluntarios de HarassMap, con la información recabada, le dan cuenta a las autoridades y algunas recomendaciones para poder erradicar la violencia contra la mujer en cada una de las zonas señaladas en el mapa.


No cabe duda que un proyecto como este es de gran ayuda para las mujeres egipcias. Imagino que varios países lo van a implementar también para sus territorios.




Mujeres en Línea