Estupro

Mujeres en Línea


La palabra estupro, deriva del latín: stuprum, y significa la realización del Coito de una persona mayor de edad con personas menores de 18 años, prevaliéndose de superioridad, originada por cualquier relación o situación.

 

Acceso carnal con persona menor de 18, conseguido con engaño y estafa a la buena fe.

 

Por equiparación legal, algún caso de incesto.

 

Hace unos meses apareció una niña raptada en el 2002 en el departamento de San Rafael, provincia de Mendoza de la República Argentina y la hallaron en un departamento de Buenos Aires. Cuando desapareció de la casa de sus padres, apenas tenía 12 años de edad; en la actualidad tiene 18 años y es madre de dos hijos de 2 y 4 años. El padre y pareja actual de la adolescente, que tiene en la actualidad 43 años, fue el raptor, de la muchacha entonces una niña. La policía a instancia de la Justicia, detuvo al hombre.

 

El caso es muy difícil, conozco de varios casos similares, que con el tiempo mantienen sus relaciones por largos años y también toda la vida.

 

Me recuerda esto las mujeres blancas raptadas y luego eran “cautivas”, de los indígenas de argentina en el siglo XIX, que luego de un tiempo de estar con sus raptores, algunas escapaban, pero al poco tiempo volvían con ellos; en la mayoría de los casos esas mujeres eran usadas para satisfacer a los indios, que eran salvajes, en placeres extremos como la concupiscencia; también de allí salieron hijos mestizos y para evitar que escaparan en algunos casos, le cortaban la planta de los pies a las mujeres cautivas, pero eso eran en épocas de barbarie. En la actualidad, en septiembre de 2007, el arma que utilizan los raptores es el “lavado de cerebro”, que le realizan a sus pequeñas víctimas, con promesas y engaños, que después, cuando reaccionan, para ellas es tarde y se quedan con ese pequeño mundo, donde para ellas es todo. Se supo que en alguna oportunidad, la niña no quiso comunicarse con sus padres por temor a que la separen de su raptor y pareja. Ahora la justicia deberá determinar que hacer con éste caso que ya el raptor y la muchacha, tienen dos hijos de esa relación que nació del estupro.

 

Como reflexión diremos que a los padres de niñas controlen con quien o quienes se juntan, en éste caso concreto, se supo también que el hombre que la raptó, había sido vecino de la familia de la niña. Mucho cuidado entonces.

 

El delito de estupro no se ha definido de igual modo en las distintas legislaciones, ni a través de la historia.
Carrara lo definió como el acceso carnal al que antecedió seducción (verdadera o no) hacia una mujer honesta y libre, que no fue realizado con violencia. Al contrario de esta definición el Código Penal de Brasil exige la violencia o grave amenaza para configurar este delito (art. 213). La pena es de 6 a 10 años de reclusión.


En Roma el estupro se diferenciaba del adulterio, aunque a veces en sentido amplio, los términos se identificaban. En sentido estricto, el adulterio se cometía con una mujer casada. El estupro se cometía con una virgen o una viuda, sin violencia.


En Colombia la antigua legislación penal tipificaba como delito esta conducta que hacía referencia a la obtención de favores sexuales de parte de una mujer a quien, había prometido matrimonio, se abandonaba luego a su suerte, sin contraer nupcias. 


Coloquialmente: "PROMETER PARA METER Y DESPUÉS DE HABER METIDO, NO CUMPLIR LO PROMETIDO"


En el Fuero Juzgo, el estupro comprendía las relaciones incestuosas dentro o fuera del matrimonio, y así se legisló en España hasta el Código Penal de 1870.


En Argentina el delito de estupro estaba contemplado en el viejo Código Penal y tipificado como el acceso carnal con mujer honesta de entre 12 y 15 años, cuando no se trate de violación, o sea sin violencia o intimidación, o aprovechándose de alguien privado de razón o imposibilitado de resistir. O sea que la diferencia se basaba en la existencia de consentimiento (estupro) o ausencia del mismo (violación) dándose las edades señaladas. La ley 25.087, lo derogó, reemplazándolo por el abuso deshonesto. El artículo 120 es el que se refiere hoy a lo que llamábamos estupro disponiéndose una pena de prisión o reclusión de tres a seis años a quien tuviera acceso carnal consentido con persona de uno u otro sexo de entre 13 y 16 años. También se considera comprendido en esta figura el abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima, sin acceso carnal.


En México el artículo 262 castiga con la pena de tres meses a cuatro años de prisión a quien tenga acceso carnal con persona mayor de 12 y menor de 18 años, y que haya obtenido su acuerdo por medio de engaños.